Eduardo Cèsar Viglietti: el poeta marchiquitense visitó a ‘los amigos de Santa Clara del Mar’

Letras ‘del Pago Chico’

El Paisano Viglietti:

entre amigos y en Santa Clara del Mar

Hay veces en que, aunque el frio invernal pegue duro, hay noticias que nos regalan ‘la calidez y la emoción necesarias’ para sentir ese calor que sólo puede brindarnos ‘el orgullo de nuestra identidad pueblerina’… Alegrarnos con el éxito de un cantor nuestro, compartir el triunfo de alguno de nuestros deportistas… o sumergirse en la poesía de un escritor local que le ha obsequiado tanto talento y sabiduría a su tierra natal.

Y es que el inmenso placer de poder compartir una charla entre amigos, muchas veces brinda más que cualquier galardón o regalo material que a veces nos mezquina la vida. Así lo entendemos muchos marchiquitenses, y por ello fue que Don Mario Cansina, – cantor que le hiciera una hermosa zamba a Santa Clara del Mar-, puso manos a la obra para organizar una reunión entre íntimos que se llevó a cabo en ‘Casa Azul’ para  agasajar al  querido ‘Paisano’ Eduardo César Viglietti, hombre de los pagos de General Pirán que otrora se desempeñara como ‘Delegado’ de la comarca santaclarense… Eran otros tiempos, allá por la década del ’70, -cuando el pueblito  era apenas ‘una promesa’ turística que no llegaba ni al millar de habitantes-.

Pero sin embargo, con casi nada, ya estaban allí los que ‘se arremangaban’ a hacer cosas por ese lugar que habían elegido para vivir, y algunos de ellos, no quisieron perderse la oportunidad -el pasado 3 de Julio-, de reencontrarse con aquel delegado que daba ejemplo, laburando ‘fuerte y a la par de la gente’… aún sin herramientas, aún sin auxilio de un estado municipal que no contaba con concejales, ni recursos que pelearan sus pequeñas luchas.-

Entre charlas y recuerdos matizados con los poemas del Negro Viglietti, un puñado de vecinos de aquel entonces se allegaron a saludarlo; estuvieron entre otros, Alberto Herrera, ‘el primer empleado municipal administrativo que tuvo Santa Clara del Mar; el Chiche Fernández, Martin García, Zulema Degorgue, Don José Iaruzzi y su esposa… También el Beto Barbacio, mozo de aquellos tiempos en que ‘El morro’ era un boliche de cita obligada para el incipiente turismo… No podía faltar Doña Ada Ballesteros, única enfermera que por entonces tenía el pueblito y se las arreglaba para atender a todos, aunque solo percibía sueldo en los meses de verano, (porque ‘en invierno ni había que pensar en enfermarse, o soñar con un médico’)…Tiempos en los que aquella mujer, como enfermera estaba en la sala sólo ‘dos horas semanales’, pero ‘como vecina’ siempre presente en donde la necesitaran ,- siendo, algo así como una ‘Ada’ que era ‘el hada’, al momento de  auxiliar solidariamente a la gente de su comarca-.

Decenas de recuerdos de aquel entonces inundaron la ‘Casa Azul’, donde no se habló de política partidaria, porque ‘al Paisano’ esas cosas no le interesan, y porque a sus años, está más allá de todo eso… Los antiguos vecinos recordaron que Viglietti trabajaba ‘como uno mas’ de la comarca, y….¡había tanto por hacer!!!

El Municipio sólo podía pagarle el combustible a su destartalado rastrojero que lucía su ‘Número 7’ mostrándolo oficialmente como ‘patrimonio municipal’… Y es que ,a veces casi que ‘ni convenía’, porque alguna vez le dijeron al Paisano ‘cómo vas a andar robando uñas de gato con un auto de la municipalidad!!!’… Empero, por aquel entonces ‘había que fijar los médanos de alguna forma’ para que ‘el pueblito’ quedara protegido del avance marino, y desde Vidal llegaba sólo el combustible, asique, ‘el delegado’ se tenia que arremangar y desenraizar con sus manos ‘uñas de gato del vecino partido de Pueyrredón’, o cargar piedra para lograr la contención tan indispensable desde las playas del Morro, hasta Corvinas… ¡Y había que poner el hombro porque eran 4, o 5 empleados!!! …Tal vez por eso, y en señal de solidaridad,  hasta Infantería mandó 5 efectivos para que ‘ayude en la tarea’… gente a la que Doña Asunta les daba de comer en su restaurante, ‘como cordial agradecimiento’.

¿Se acuerdan de la ‘Playa de los Macetones’?, dijo alguien por allí refiriendo a territorios hoy conocidos por el mas elegante nombre de ‘California’… ¡Y como no acordarse Viglietti, si él mismo con sus manos construyó aquellos bellos macetones que se transformaron por años en íconos del lugar ! Como también labró aquel cartel que por dècadas le señaló la entrada al Barrio de Santa Elena …”¿Y… alguien se olvidó de nuestra ‘quinta comunitaria’?,-  tierras fructíferas y compartidas por la comunidad, en las que también estuvieron las manos camperas de Viglietti, sembrando y cosechando lo que le era útil a la gente… Hoy día, a esos mismos terrenos, apenas suele visitarlos ‘un circo’, que – paradójicamente , y según se lamentaban-, “está muy lejos de dejar el predio en ‘óptimo’ estado para nada’” … .Y así, entre mates, café y tortas… siguió por varias horas la charla entre ‘viejos amigos’ , con diálogos que impregnaron de calor a la ‘Casa Azul’… Cada quien trajo a la memoria todas aquellas latentes vivencias, de tiempos en que ser ciudadano tenia mas que ver ‘con dar y ofrecer a su comunidad’, que  ‘con pedirle constantemente al Estado’…Y cada tanto, el Negro Viglietti les regalaba uno de sus poemas , de esos en los que nunca faltan referencias a los amigos, la lealtad, el respeto:

“Feliz si puedes DAR…! Acaso un día
la fortuna se aleja de tu lado…
No hay riqueza mayor que la alegría
de recordar las cosas que se han dado.

Una palabra, un gesto, una mirada
una sonrisa llena de dulzura…
Un poco de cariño al que precisa,
perdón, amor, piedad, valor, ternura”.

Así, serás feliz…Cristo te mira
y aquel que Dios lo mira: Nunca muere.
El egoísta: Muere con la vida.
El generoso: Nace con la muerte!

Feliz si puedes DAR, acaso un día,
la fortuna se aleje de tu lado…
Recién comprobarás con alegría
que aún…te queda todo lo que has dado!”

Eduardo César Viglietti… un piranero de familia pionera que  hizo ‘casi de todo en su vida’: nutriero, bolsero, juntador de papa, esquilador, resero, amansador de caballos, granjero, delegado municipal… pero fundamentalmente, y durante toda su vida, fue  ‘poeta y amante de su tierra’… Cuenta que formó su hogar con Anita Bahlcke , y agradece a Dios , cada día, que lo haya bendecido con cuatro hermosos hijos que le dieron casi una decena de nietos, y hasta la mimada bisnieta. …

Su obra fue reconocida en su tierra y también en el exterior; tantísimos poemas dieron la vuelta al mundo publicados en los diarios más importantes…. ¡Y Dios sabe que aún la mayoría de sus geniales versos esperan turno, ‘inéditos’ en un cajón , esperanzados en  el sueño acariciado de un libro que quizá nunca llegue a las manos de tanto lector ávido de disfrutar del arte de la poesía!!!… Por esas cosas ‘locas’, e injustas que tiene la vida, mientras pululan ‘adolescentes con delirios de artistas’, que recién salidos del cascarón pretenden y exigen ‘subsidios del estado’ para editar sus incipientes obras de canto, poesía o literatura… en Mar Chiquita hay ‘viejos talentos de altura’ como Viglietti que , mansos y sin rencores, sólo se animan a reflejar con tristeza  en su mirada ‘la resignación de haber escrito tanto.. y de seguir haciéndolo, aún sabiendo que quizá, , nunca nadie le
ofrezca una mano para editar tantos versos que afloraron de su
alma… Y asi será nomas, algunas veces por promesas incumplidas, y otras porque   ‘un libro cuesta plata’, -esa que no a todos les sobra; esa que quizá ‘los que la tienen’ prefieren usar en algo que sea ‘más marketinero’,  que la cultura de las letras-…

Y es que , podríamos decir por ejemplo que en General Pueyrredón fue distinguido con el “Mérito al Ciudadano . El Clarín, La Nación, La Prensa, y tantos otros diarios, muchas veces han adornado sus páginas literarias con las poesías del Paisano Viglietti… Recibió de Italia, de la Academia Dante Alighieri grabación, diploma y medalla por el poema “Juntos”. Fue nombrado ciudadano ilustre y embajador cultural en su tierra, el Partido de Mar Chiquita. También Puerto Rico lo invitó como Embajador Cultural y allí actúo en diversos escenarios, hasta disertar en la Universidad Interamericana donde emocionó a los alumnos con sus magníficamente narrados relatos, con sus  poemas y experiencias de vida…Hace apenas unos meses, desde Colombia, le solicitaron ‘el permiso’ para incluir algunos de sus bellísimos poemas dedicados a los perros, en un libro de un reconocido periodista, político y escritor de aquellos lares, -el Sr. Gustavo Castro Caycedo -, quien nos solicitara a este portal ‘la forma de contactar’ a nuestro poeta marchiquitense… Días’ después le escribió un correo electrónico que comenzó escribiendo con un respetuoso: “Admirado Maestro Viglietti”, y en el  que le  expresó su sentir y ‘el honor’ de haber dialogado con él, agregando  en uno de sus párrafos que advirtiendo ‘su excelsa calidad como poeta, no puedo entender como Usted tiene tantos libros inéditos y que nadie en su país esté valorando su obra. Eso, definitivamente, no lo entiendo”

Y la verdad sea dicha, uno tampoco lo entiende desde aquí, en el ‘Pago Chico’, porque sabido es que ‘Lalo Freije y el Negro Viglietti’ han sido probablemente los más grandes de las letras que dio nuestro terruño…Pero asi son las cosas, Lalo está en el cielo, y ‘al Paisano’, hoy y desde hace muchos años, sòlo podemos encontrarlo en su taller ubicado en Mar del Plata, sobre la calle Moreno 4085; allí trabaja el cuero, y plasma su arte en cuadros y pergaminos telúricos, en collages tridimensionales que son un regalo para la vista.

Viglietti es ‘un  poeta que amalgama las cosas simples con las ideas profundas, capaz de tocar en su obra infinidad de temas y muy especialmente aquellos enfocados en el amor a las cosas de su país y su tierra. .. Suele simplificar lo suyo diciendo que :“Los poetas somos juglares que recogemos la sensibilidad del pueblo, pero por nuestra facultad de escribir somos responsables de la influencia que nuestro trabajo tendrá en el pueblo”; y sostiene:” Por eso, siempre hablo de patria, de perdón, de amor, de generosidad, de cosas positivas para que el que me lee o me escucha reciba algo que lo alivie, lo alegre, lo reconforte, lo haga pensar para el bien”… Por ahí, vale recordar sus principios en algunas de sus estrofas:

“Dejen que otros cuenten oro / si cielo hay un solo cielo /y el sol los calienta a todos /Y el viento es el mesmo viento…Por algo nos hizo Dios /iguales cuando nacemos /y aunque distintos en vida / nos empareja de muertos”.

A Dios gracias, este gaucho de barba blanca, que todavía entreteje palabras con rimas incomparables, nació en tierras de General Piràn, y nos enorgullece como marchiquitense… Aùn sus versos, -los conocidos y los inéditos-, continúan regalándonos la belleza de esa poesía entrañable que nos encanta y arrulla

Le debíamos esta nota, para decirle ‘Gracias’ por lo bonito de tus versos, por tu aporte cultural al pago chico, y por ese ‘don de buena  gente’ , que siempre te acompaña…

Viglietti. ‘El labriego de los versos’:50 poemas dedicados al perro , 40 dedicados al amigo. Poesía ecològica, romántica, filosófica, erótica, criolla, milongas sureras y màs en su diaria cosecha…

PD: Gracias Paisano por tu visita a nuestra casa… por haberte hecho un ratito para pasar a saludar a esos amigos Vidalenses, que también te queremos…Porque ‘la reunión era con tu gente de Santa Clara’, pero bien sabes que ‘se te quiere en todo el Partido de Mar Chiquita’!!!  — Golly   y ALD’A

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

4 comentarios to “Eduardo Cèsar Viglietti: el poeta marchiquitense visitó a ‘los amigos de Santa Clara del Mar’”

  1. Toti Bazán Says:

    Hermosa nota Analía!!! la Santa Clara del esfuerzo de pocos y que la mayoría de los santaclarenses de hoy no conocieron… y el Paisano Viglietti… un genio…lo recuerdo escribiendo en cualquier papel al término de alguna reunión un maravilloso poema

  2. el gallego lópez-salvatore Says:

    Eduardo, el mismo que allá por los 60 tenía un bar sobre la Ruta al llegar a Gral. Pirán, y que Susana su hermana fué mi Maestra de Tercero,un hombre lleno de alegría en su Alma, leal en la amistad, siempre dando una mano a quién la necesitara,¡¡¡¡como me gustaria pudiese leer este muy humilde comentario para la grandeza que guarda su hombría de bien.!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: