Un poema para el Papa Francisco desde Mar Chiquita,Argentina: DAR del Libro ‘CAMINO DEL SOSIEGO’ de Eduardo Cesar Paisano Viglietti

Desde Mar Chiquita, DAR : un poema que contiene parte del mensaje de Su Santidad el Papa Francisco

Poema Para Francisco - DAR de Viglietti

… Desde Ushuahia a la Quiaca , todo el país está acompañando desde Argentina a S.S. Francisco… También desde el Partido de Mar Chiquita, rezamos por él. y le pedimos que rece por nosotros…

Hoy, 19 de Marzo de 2013 , nuestro compatriota  Jorge Bergoglio se ha convertido en EL PAPA DEL MUNDO… y todos sentimos inmenso orgullo de este hombre que es ejemplo de humildad y servicio… de quien remarca permanentemente la importancia de ‘dar’ y ser solidarios con el prójimo, y especialmente con aquellos que menos tienen.

Ante  todas las bellisimas palabras que en el día en que asume el Sumo Pontífice su Ministerio, muchos  sentimos que hay un poema de nuestro paisano, el piranense Eduardo César Viglietti, que es ‘hecho a la medida’ del mensaje de este Papa Francisco , quien tanta esperanza le está trayendo al mundo…

Vaya el profundo deseo de que sea este el comienzo de una etapa de amor , respeto , humildad , servicio y tolerancia a la  que nos sumemos todos. … ¡Viva el Papa!!! ALD’A

Con sumo respeto y sincero afecto,  Eduardo César Viglietti y los que hacemos marchiquita-online quisimos compartirlo:

DAR

Feliz si puedes DAR…! Acaso un día

la fortuna se aleja de tu lado…

No hay riqueza mayor que la alegría

de recordar las cosas que se han dado.

Una palabra, un gesto, una mirada

una sonrisa llena de dulzura…

Un poco de cariño al que precisa,

perdón, amor, piedad, valor, ternura”.

Así, serás feliz…Cristo te mira

y aquel que Dios lo mira: Nunca muere.

El egoísta: Muere con la vida.

El generoso: Nace con la muerte!

Feliz si puedes DAR, acaso un día,

la fortuna se aleje de tu lado…

Recién comprobarás con alegría

que aún…te queda todo lo que has dado

——

Francisco argentino

Francisco pidió a “los responsables políticos y sociales” que sean “custodios de la creación”

“No dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo”, dijo el Papa en la misa de su asunción

“Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente“.

El papa Francisco inició su pontificado con una misa ante 132 delegaciones oficiales de distintos países del mundo y miles y miles de fieles.

Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen Herodes que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer”, dijo durante la homilía, en italiano. “No dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Pero, para custodiar, también tenemos que cuidar de nosotros mismos“, agregó.

Recordemos que el odio, la envidia y la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura“, dijo el Papa.

Esto significa respetar cada una de las criaturas de Dios y respetar el medio ambiente en que vivimos. Significa proteger a las personas, mostrando preocupación amorosa por cada persona, especialmente por los niños, los ancianos, los necesitados, que suelen ser los últimos en los que pensamos“, dijo.

Cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido“, reforzó.

Ante una Plaza San Pedro colmada de religiosos, fieles y comitivas oficiales, el ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio también habló de su nuevo rol como el 266° jefe de la Iglesia Católica.

Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, abrir los brazos para custodiar a todo el pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente a los más débiles”, destacó y añadió que “sólo el que sirve con amor sabe custodiar“.

También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza. Custodiar la creación, cada hombre y cada mujer, con una mirada de ternura y de amor; es abrir un resquicio de luz en medio de tantas nubes; es llevar el calor de la esperanza. Y, para el creyente, para nosotros los cristianos, como Abraham y como José, la esperanza que llevamos tiene el horizonte de Dios“, dijo.

El Papa centró su homilía en San José, patrono de la Iglesia, cuya fiesta se conmemora precisamente hoy, el día del inicio del nuevo pontificado. Francisco hizo hincapié que, así como José protegió a María y a Jesús, todos los hombres deben apropiarse de esa misión.

José custodia con discreción, humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad total”, remarcó. “La vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros los cristianos. Tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, y que nos pertenece a todos: custodiar toda la creación“, completó más tarde.(La Nacion)

Francisco asuncion

El cumpleaños de Benedicto XVI

Al comienzo de la homilía, Francisco hizo referencia a la conmemoración de San José, que se celebra hoy, y subrayó que “es una coincidencia muy rica en significado” que sea también el día del “onomástico” de su “venerado predecesor”. “Estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud”, dijo.

Benedicto XVI, quien renunció el mes pasado al pontificado, no estuvo presente en la misa, y será visitado por Francisco el próximo sábado en la residencia Castel Gandolfo.

Luego de quince minutos, el Papa cerró su discurso con su ya clásico “A todos les digo, recen por mí”, lo cual despertó una fuerte ovación en la plaza del Vaticano.

“Imploro la intercesión de la Virgen María, de San José, de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, de San Francisco, para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio, y a todos vosotros os digo: recen por mí. Amén”, fueron las últimas palabras de la homilía

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: