Cruzada rotaria por una familia victima de un incendio en su vivienda/Precios fijos: la canasta, con 100 productos básicos, por ahora NO en la costa/En la Costa, buenos pronósticos y fórmulas gasoleras entre los turistas

Rotary Vidal : Ayudemos colaborando con  la familia de Alina

Desde el Club Rotary de Cnel Vidal iniciaron una cruzada solidaria con miras a dar ayuda a una familia vidalense residente en Mar del Plata,  a la que se le incendio la casilla donde vivían…

cruz

El lamentable siniestro ocurrió cuando Alina y sus 2 hijos (de 11 y 13 años) estaban disfrutando de unos momentos en la playa el pasado 24 de diciembre; al su regreso  solo encontraron la desgracia de un hogar en llamas…

Una socia rotaria se ocupo de imformar a la entidad sobre  la situación y  desde Rotary  salimos inmediatamente con lo que teniamos a mano que  pudiera serle útil;  como colchones , algo de ropa , calzado y un poco de bazar… pero  somos concientes de que lo que  mas necesitan es un techo… Por ello les ponemos en conocimiento a todos los clubes que quieran colaborar , dado que estamos intentando poner en marcha  un plan para comprar materiales como ladrillos , cemento, cal, chapas y tolo lo necesario como para construir una  vivienda humilde pero donde puedan habitar”, expresaba Iván Caviglia, presidente de la institución rotaria vidalense

Informamos a quienes quieran colaborar que pueden aportar los elementos que estén a su alcance comunicándose con los socios de Rotary; algunos de los números telefónicos de contacto son:

Ivan 0223 154 393446 // Eleonora 223 5254171

kvnk clasificado Pinamar

Precios fijos: la canasta, con 100 productos básicos

Difundieron el listado de artículos con precios que se mantendrán congelados al menos durante noventa días. Rige desde el lunes, por ahora en capital federal y área metropolitana… Pasarán varios días hasta que llegue a la costa bonaerense

Precios fijos: la canasta, con 100 productos básicos

Listado de los artículos que integran el convenio

El Gobierno dio a conocer ayer el acuerdo de precios que regirá desde el lunes y que alcanzará a 100 productos y 194 precios de una canasta de alimentos, bebidas y artículos de perfumería y librería, con baja promedio en sus valores del siete por ciento.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comercio, Augusto Costa, difundieron los alcances de los “precios cuidados” que regirán por un año, con revisiones trimestrales, en una conferencia de prensa en la Casa Rosada a la que no asistió el ministro de Economía, Axel Kicillof.

El acuerdo se instrumentará en una primera instancia en 10 cadenas de supermercados de alcance nacional y 65 empresas proveedoras en la Ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano y luego, durante este mes, se extenderá hacia las sucursales de todo el país, comenzando por los centros turísticos, según informaron los funcionarios.

EL DETALLE

El programa -presentado como de “carácter voluntario”- fue suscripto días atrás por las entidades que agrupan a los supermercados y a los proveedores de alimentación, distribución y perfumería y, en una segunda etapa, comprenderá también a los supermercados chinos.  La canasta de 100 productos, que incluye 194 precios de esos artículos, comprende 31 productos de almacén, 8 bebidas, 12 cortes de carne, 12 lácteos, 9 artículos de limpieza e higiene, 10 de perfumería, 10 de verdulería, 5 de panificación y 3 de librería.

Capitanich subrayó que el acuerdo busca “garantizar la provisión” de esos productos que “tendrán una baja promedio en sus precios del orden del siete por ciento”.  Al respecto, Costa precisó que detalló que las reducciones en los precios serán, en promedio, “del 2 por ciento para los artículos de almacén, del 8 por ciento para las bebidas, del 11 por ciento para las carnes y verduras, del 7 por ciento para los lácteos y del 5 por ciento para las perfumerías”.

Además, destacó que “habrá precio único (para cada producto) en todas las cadenas de supermercados” y, luego de subrayar la dispersión de precios que se verifica actualmente, comentó que no todos los productos tendrán una baja, sino que algunos, como el azúcar y el aceite, subirán un nueve y un 30 por ciento, respectivamente, para “garantizar el abastecimiento”.

El listado detallado de los productos y marcas comprendidos en el acuerdo ya podía verse a través de la página http://www.precioscuidados.com, aunque también se darán a conocer, según indicó Costa, mediante “anuncios en diarios, radio, televisión, afiches en las puertas de los supermercados, revistas que elaborarán los supermercados y señalización en las góndolas”. Según especificó el titular de Comercio, “el acuerdo no es un congelamiento de precios, sino un compromiso de los actores que trata de dar previsibilidad en una canasta de consumo masivo” y agregó que “trimestralmente habrá una revisión”. También aclaró que “no habrá límites” para que los consumidores puedan adquirir los productos incluidos en la canasta de precios acordados y que “habrá un control en tiempo real, a través de un software que va a conectar a supermercados, proveedores y Gobierno”. Destacaron que el acuerdo de precios permitirá también “monitorear todos los precios de la economía” .

Composición La nueva canasta incluye 31 productos de almacén, 8 tipos de bebidas, 12 cortes de carne, 12 lácteos, 10 productos de verdulería, 10 de perfumería y 3 de librería, entre otros, y entrará en vigor el 6 de enero el área metropolitana y se irá extendiendo al resto del país.
Leer más en http://www.eldia.com.ar/edis/20140104/tapa0.htm

En la Costa, buenos pronósticos y fórmulas gasoleras entre los turistas

Es por los precios de la comida y los gastos hormiga, para algunos especialistas, un condicionante que acorta las vacaciones

LOS PRECIOS, EN BOCA DE TODOS EN LAS PLAYAS DE LAS DISTINTAS LOCALIDADES BALNEARIAS. LA COMIDA Y EL ENTRETENIMIENTO, DOS RENGLONES CLAVE

LOS PRECIOS, EN BOCA DE TODOS EN LAS PLAYAS DE LAS DISTINTAS LOCALIDADES BALNEARIAS. LA COMIDA Y EL ENTRETENIMIENTO, DOS RENGLONES CLAVE

Fotos: enviado especial ALEX MECKERT

La tendencia al turismo exprés se consolida este año en la Costa, aunque unida a un elemento nuevo, o por lo menos, más presente que en temporadas anteriores: la cautela. Cada vez son más los turistas que miden sus gastos con meticulosidad y prefieren estar muy atentos a los precios, apelando a estrategias más austeras, como la de salir menos a comer afuera o medir el número de salidas a los boliches.

Lo que preocupa a muchos visitantes de los distintos balnearios es el nivel de los precios en algunos rubros específicos, como la comida, las compras después de la playa o el entretenimiento.

Una recorrida por las distintas localidades muestra que, para comer por día en Mar del Plata, una familia tipo necesita, como mínimo 500 pesos y eso sin darse demasiados gustos.

En Pinamar, en tanto, el gasto promedio para comer sin lujo alguno ronda los 850 pesos.

Los precios están en boca de todos, se transformaron en el tema del verano y hay consenso ente los visitantes al considerar que, si esperaban unas vacaciones caras, la realidad terminó por confirmarles sus expectativas, pero en niveles más altos que los previstos.

Frente a esta situación se apela a estrategias para tener los gastos un poco más controlados. Salir menos,  buscar comidas más económicas, hasta en algunos lugares optar por llevar comida a la playa y evitar ir seguido a los restaurantes.

En Mar del Plata, llevando una conducta austera, se calcula que una familia tipo gasta alrededor de 21.600 pesos por quince días de vacaciones. Yendo en auto, alquilando y sin darse demasiados gustos en el marco de unas vacaciones signadas por la austeridad.

Con todo y sobre todo para las familias, se hace difícil evitar que el presupuesto se desorganice, sobre todo en horarios clave que son diferentes según de qué balneario se trate.

En Mar del Plata, el momento crítico es el después de la ducha, entre las 17 y las 22, la hora de la salida a pasear, en la que llegan las tentaciones y los gastos se hacen mucho más altos que lo previsto inicialmente.

El paso obligado por los “fichines” compartir un helado y comprar algún recuerdo supone un gasto que, por mínimo que sea, no baja de los 200 pesos.

En Pinamar, en cambio, la hora crítica es el mediodía, cuando a falta de otras ofertas para comer se recurre a los paradores de las distintas playas. Allí, una porción de rabas se paga entre 80 y 100 pesos y una hamburguesa 66, por lo cual el almuerzo de una familia tipo no baja de los 300 pesos.

De la mano de estos precios aparecen oras opciones. Espaciar las salidas, quedarse más en el departamento y cocinar, llevar comida propia a la playa. Aunque estas estrategias también registran diferencias según el destino y si son más comunes en Mar del Plata, no aparecen con tanta facilidad en otras playas, como las de Pinamar.

Alguno también optan por limitar las salidas nocturnas o dosificar las salidas al boliche o a otros entretenimientos, como el teatro.

Todo sea por cuidar un poco el bolsillo, lo que a veces se traduce en prolongar la estadía por unos días más.

Notas relacionadas:

Retienen el registro a más de 500 conductores en las rutas a la Costa

 —

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: